¿Bailan las serpientes al ritmo de la música?

snake charmer2-0d2471e66a1ca4c265b67962d2d25bef6875085a-s6-c30Es una escena que se puede ver frecuentemente en los mercados de Oriente. Un hombre sentado en el suelo, que empieza a tocar una flauta de caña habitualmente tallada en calabaza, con rítmicos balanceos al son de la música y logra que una serpiente Cobra (Naja Naja) salga de una cesta de mimbre  y empiece a moverse como si estuviera danzando hipnotizada.

Según cuenta la tradición, esto solo podría suceder con una flauta llamada “Tumarit” o “Pungi”, dado que al parecer es el único instrumento musical que seduce a la serpiente cobra macho, porque su sonido es muy similar al emitido por la cobra hembra.been-calabaza

Sin duda es un espectáculo digno de ver, si no fuera por la sensación de sentirse engañado si sabes que dicho espectáculo se sustenta en una mentira de base. Esto es debido a que las serpientes son sordas. Sí, la extravagante escena no es otra cosa que un engaño, dado que, siguiendo numerosos estudios, se sabe que los ofidios son sordos llegando al hecho de carecer de tímpanos.

Las serpientes carecen de oído externo y medio y, si bien en algunos casos, pueden tener restos de oído interno, éste no llega a ser apto para percibir los sonidos armónicos de una flauta.

Experimentalmente se ha probado que, transmitidos por el aire, sólo responden a los sonidos de baja frecuencia.

materia-medica-homeopatica-vijnosky-Naja-Tripudians-veneno-cobra No obstante, éste suceso responde a una explicación, y es que las serpientes sí pueden sentir  las vibraciones en el suelo a través de su vientre, por lo que pueden apreciar a una persona que se acerca. Sin embargo,  no pueden oírla. Por tanto, las serpientes no salen del cesto ‘encantadas’ por la apacible melodía sino que siguen atentamente los movimientos que realiza el ‘encantador de serpientes’ y las vibraciones que emite como señal se amenaza adoptando esa pose erguida defensiva. El movimiento de la serpiente está completamente ligado a la persona que toca el instrumento. Él se balancea, la serpiente se balancea.

Por otra parte, si observas a la serpiente el aspecto de estar hipnotizada viene en gran parte de la posición estática de sus ojos, pero no es algo excepcional dado que los ojos de las serpientes carecen de movimiento.

No siempre la música amansa las fieras.

Foto de cabecera por Zach Smithson

Anuncios