La Astrología, la Astronomía y el Efecto Forer (III)

Efecto Forer

forerPara derrocar las creencias astrológicas, en 1948, el psicólogo Bertram Forer llevo a cabo una serie de estudios. Forer dio a sus estudiantes un test de personalidad y luego les entregó el resultado único del análisis de su personalidad, basado en los resultados del test, y pidió a cada uno de ellos a evaluar el análisis en una escala de 0  a 5  según considerasen que se les aplicaba fielmente a ellos mismos. Lo que hizo Forer realmente fue entregarles a todos la misma descripción, la siguiente:

Tienes la necesidad de que otras personas te aprecien y admiren, y sin embargo eres crítico contigo mismo. Aunque tienes algunas debilidades en tu personalidad, generalmente eres capaz de compensarlas. Tienes una considerable capacidad sin usar que no has aprovechado. Tiendes a ser disciplinado y controlado por el exterior pero preocupado e inseguro por dentro. A veces tienes serias dudas sobre si has obrado bien o tomado las decisiones correctas. Prefieres una cierta cantidad de cambios y variedad y te sientes defraudado cuando te ves rodeado de restricciones y limitaciones. También estás orgulloso de ser un pensador independiente; y de no aceptar las afirmaciones de los otros sin pruebas suficientes. Pero encuentras poco sabio el ser muy franco en revelarte a los otros. A veces eres extrovertido, afable, y sociable, mientras que otras veces eres introvertido, precavido y reservado. Algunas de tus aspiraciones tienden a ser bastante irrealistas.

El resultado promedio de las puntuaciones marcadas por los estudiantes fue de 4,2. La descripción no era más que una amalgama de distintas predicciones astrológicas, y como puede verse, aplicable a cualquiera.

A colación de los estudios de Forer, se denominó a este fenómeno, Efecto Forer, que nos dice en esencia que las personas suelen catalogar como acierto las descripciones teóricamente realizadas en exclusividad para ellos, pero que no son más que argumentaciones vagas que pueden ser asignadas a un vasto número de personas.

Si lo que hace que se siga creyendo en la astrología es esa conexión con el universo, podéis dejar de creer definitivamente en la astrología.

Os diré que sí estamos conectados con el universo, pero no de la forma que dice la astrología, sino de forma más profunda. Como dijo Neil DeGrasse Tyson “Todos estamos conectados, unos a otros, biológicamente. A La Tierra, químicamente. Al resto del universo, atómicamente.”

Para mas información:

SkepDic

 

 

Anuncios