Meteoritos, Vitamina B3 y su posible relación con la vida terrestre

¿Pudo la vida haber comenzado fuera de La Tierra? No lo sabemos aún, y quizá nunca lo sabremos con certeza. Sin embargo, hay ciertas evidencias de que yo podría no estar aquí sentado escribiendo esto, o tu leyéndolo, si un meteorito no hubiera dispuesto la distribución de una simple vitamina hace billones de años.

Un conjunto de científicos, financiados por el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA, han encontrado Vitamina B3, también llamada niacina, en un grupo de ocho antiguos meteoritos ricos en carbono. La cantidad de niacina encontrada en los ocho meteoritos osciló entre 30 y 600 partes por billón.

meteorito-mn2-b

El hallazgo sugiere que una gran cantidad de suministro de niacina inicial en la Tierra puede haberse originado en el espacio, durante los fenómenos cósmicos que crearon al Sistema Solar, y fueron transportados a la Tierra a través de meteoritos. Una vez que los meteoritos estaban localizados en el planeta, procesos naturales como la erosión degradaron a dichos meteoritos permitiendo a la Vitamina B3  exponerse al medio ambiente.

Pero, ¿por qué es esto una pista sobre los posibles orígenes de la vida en la Tierra? Bien, la niacina, también llamada ácido nicotínico, es un precursor de una amina llamada nicotinamida adenina dinucleótido (NAD). Las aminas son sustancias que son esenciales para la formación de aminoácidos, que a su vez construyen bloques de moléculas de proteínas. Las proteínas son cruciales para las funciones que comprenden a los organismos vivos.

Niacin_structure.svg

Los investigadores se están mostrando prudentes y tienen cuidado de no exagerar el caso y sus conclusiones. Así, cita Karen Smith: “Es siempre difícil poner en valor la conexión entre meteoritos y el origen de la vida. Por ejemplo, el trabajo anterior ha demostrado que la vitamina B3 pudo haber sido producido no biológicamente en la Tierra del pasado, pero es posible que una fuente adicional de vitamina B3 pudo haber sido de ayuda.”

No obstante, Smith y sus colaboradores también encontraron isómeros de niacina (sustancias relacionadas con la misma fórmula química que la niacina pero con los átomos dispuestos en diferentes formaciones) en los meteoritos y en concentraciones similares a la niacina. Estas variantes no son usadas ni creadas por procesos vivos, por lo que es muy improbable que existan en los meteoritos si el B3 que contienen procedió de la exposición a la vida terrestre.

Para mas info:

Investigation of pyridine carboxylic acids in CM2 carbonaceous chondrites: Potential precursor molecules for ancient coenzymes

Vitamin B3 Might Have Been Made in Space, Delivered to Earth by Meteorites

Anuncios