El problema de Ozma, la Antimateria y la Simetría

OzmaofozEl nombre de Ozma proviene del de la persona que gobierna el mundo ficticio e inabordable de Oz. El proyecto Ozma, no es sino un intento de dar encuentro a otras formas de inteligencia en la vasta inmensidad del Universo. Dicho proyecto se concibió en los años 60, cuando se decidió utilizar el radiotelescopio de Green Bank hacia algunas estrellas de nuestra galaxia con la misión de detectar mensajes de radio procedentes de otros mundos habitados, procedimiento denominado Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre.Tras una falsa alerta que fue producida por la detección de señales regulares emitidas por púlsares. Las investigaciones actuales se orientan hacia mensajes más complejos.

MVA_BOTD_048_BT_041

Así el problema de Ozma, planteado por Martin Gardner en su libro ‘The Ambidextrous Universe’ que trata la simetría y la simetría en la cultura, en la ciencia y como no, en el William_James_b1842cUniverso.  El problema explora la situación de la Izquierda y la Derecha en el Cosmos, radica en la complejidad que supondría  comunicar la diferencia entre izquierda y derecha cuando a los dos comunicantes no les fuese posible ver ningún objeto en común, tal y como sería la situación de comunicación extraterrestre. Esta tesitura no la inició Martin Gardner, fue Immanuel Kant quien la planteó en primera instancia. Curiosamente, el importante psicólogo William James también exploró este tema en su famoso libro ‘Principios de Psicología’ en el capítulo XX ‘La percepción del Espacio’.

El problema de Ozma surge de plantear la posibilidad de que se captara una respuesta emitida fuera de la Tierra, si podríamos ser capaces de comunicarnos con los extraterrestres por medio de ondas de radio con el objeto de saber, antes de entrar en contacto con ellos, si están hecho de materia o de antimateria.

antimateria

Es necesario hacer un inciso para comentar grosso modo que es la antimateria. La antimateria es indistinguible de la materia normal, de la que estamos hechos nosotros. La única diferencia está en una de sus características, la carga eléctrica, que es la opuesta. Por ejemplo, si un electrón tiene carga -1, pues un antielectrón tendría carga +1. Que ocurre entonces cuando dos cargas opuestas se juntan, +1 y -1, es igual a 0, se anulan. Entonces, cuando algo hecho de antimateria entra en contacto con materia normal sus partículas se anulan entre sí en una explosión de energía. La antimateria ha sido ya encontrada en el CERN y ha sido fabricada en muy pequeñas cantidades.

Volviendo al tema, si dichos extraterrestres estuvieran hecho de antimateria, admitiendo que los extraterrestres pudieran aproximarse lo suficiente sin desintegrarse, el encuentro entre ellos y nosotros sería funesto. Y, tanto que la simetría de espejo P no permite poder verificarlo antes del encuentro, la violación de CP permite, por el contrario, el diálogo salvador. Para determinar si un extraterrestre está o no hecho de antimateria basta con proponerle lo siguiente:

–          Lanzar ráfagas de protones del mundo del que procede el extraterrestre a cualquier blanco. A sabiendas de que serian antiprotones si pertenece a un mundo de antimateria.

–          De los fragmentos del blanco, conservar solamente las partículas neutras, que tienen aproximadamente las mitad de masa del protón

–          Observar cómo se desintegran esas partículas lejos del blanco. Si el extraterrestre detecta un exceso de electrones en esos productos de desintegración, su mundo está hecho de antimateria. Si, percata un exceso de positrones, entonces no hay peligro alguno.

sientete-dedo-brillante_1_1585071

La solución al problema de Ozma la trazó Chien-Shiung Wu en un experimento pionero que confirmó la violación de la paridad.

Sin embargo, Martin Gardner ya agregó, que el problema de Ozma sólo puede resolverse en nuestra galaxia: dado que según la naturaleza de la antimateria, una antigalaxia conseguiría el resultado opuesto a partir del experimento llevado a cabo por Wu.

MATERIA-b

 

 

Fuentes de Información:

Chardin, G. (2001). La Antimateria. Siglo XXI: México.

Gardner, M. (1964). The Ambidextrous Universe. Basic Books: New York.

 

Anuncios