El efecto Hipster: La paradójica inconformidad con la uniformidad

1-aves-fractalSi vas caminando por el parque y divisas un conjunto de palomas sobre el césped buscando gusanos para su debido alimento mediante el conocido picoteo, sabes lo que ocurrirá si te acercas demasiado, pues que dichas aves echarán a volar casi simultáneamente y en cuestión de segundos se moverán casi como si conformaran una unidad en una dirección concreta, y luego a otra, muy lejos de ti, incluso si, para tu decepción, tus intenciones son inocentes y amigables. Así, las aves, como otros tipos de animales, comparten una conducta de grupo que no solo los alerta de sorpresas y peligros, sino que además ese “sentimiento grupal” guía sus acciones en sincronía con el patrón del grupo.

¿Somos muy diferentes de esas palomas en ciertos aspectos? Por decirlo de otra forma a colación de lo anteriormente expuesto, si un centenar de hipsters comienzan a lubricar sus cuidadas barbas con cera de abejas natural, o con aceite de coco hawaiano, ¿Cuánto tiempo será necesario para que un millón de hipsters hagan lo mismo?

Más que reaccionar a una causa inmediata, nuestros patrones emergen en forma de conformidad social. No deja de ser curioso que, sin embargo, en las culturas occidentales nos enorgullecemos de nuestra supuesta individualidad.

Algunos se han interesado en porque ocurre en los seres humanos, y han elegido a los “hipsters” como los sujetos de su estudio. Los “hipsters” en este caso no describen en especial a un grupo social en particular, excepto a aquellos con una marcada preferencia a todo lo que no sea la corriente general de preferencias entre la gente, lo que sea común.

Los investigadores especulan con algo a lo que llaman “el efecto Hipster” que se reafirma en la población de seres humanos sin importar cuan individualistas nos imaginemos a nosotros mismos, porque es la individualidad por sí misma la que precipita la conformidad. Dicho de otro modo, para aclararlo, intentar ser diferente crea patrones de semejanza. Por tanto, la moda de ser inconformista se convierte, irónicamente, en un grupo social de moda.

hipster-evolution-brendan-mccartan

Para probar la teoría se ha creado un modelo matemático llamado “juego de la minoría”. El modelo muestra algo fundamental sobre como los miembros del grupo toman decisiones que en definitiva, aunque no de forma inmediata, resulta en la uniformidad. Así, si se toman grandes muestras de personas de individuos en interacción que tratan de ser diferentes de la normalidad uniforme de la sociedad, ya sea el grupo que sea, todos ellos terminarán haciendo lo mismo al mismo tiempo. La razón para esto es el tiempo que tarda una persona para registrar las decisiones de los demás. No puedes ser consciente de lo que las demás personas deciden hacer en tiempo real, eso requiere un poco de tiempo.

Llamésmole a esto como queramos, zeitgeist, sentido de grupo o grupal, lo que sea, al parecer lo que ocurre es lo mismo: dado el tiempo suficiente, las decisiones inconformistas conducen antitética e inexorablemente a la conformidad del grupo.

tumblr_lqxkm2ByXV1qztjn5o1_1280

Lo que nos lleva de nuevo al principio del post, nos lleva a las aves, porque una implicación importante es que si las personas piensan realmente que están actuando en contraposición a la corriente principal seguida por la sociedad según ellos lo ven, lo que realmente ocurre es que inevitablemente van en la línea de los patrones prevalentes (modas, tendencias, etc.) encontrando, en cierta forma, lo que supuestamente evitaban. Muy parecido a las aves que se mueven en una dirección, y luego a otra, al unísono.

Si eso nos debe llevar a la consternación sobre nuestra imaginada individualidad y exclusividad es debatible, pero debe arrojar probablemente algo de luz sobre porque las denominadas “modas alternativas” son realmente patrones de semejanza que están latentes en varios grupos sociales.

Nos movemos de una moda a otra, y de esa a la siguiente, como los pájaros hacen en los sucesivos trozos de césped que contienen gusanos. Concluyendo que la inconformidad acaba conformando la unidad.

Más info:

Touboul, J. (2014). The hipster effect: When anticonformists all look the same. arXiv. 2014.

Anuncios